RADIO ONLINE

 

 

  • tamaño de la fuente

El plantel de Boca fue despedido anoche por una multitud de hinchas en su salida de la Bombonera

El plantel de Boca fue despedido anoche por una multitud de hinchas en su salida de la Bombonera rumbo al Aeropuerto de Ezeiza, donde abordó el avión rumbo a la ciudad española de Madrid para disputar el postergado partido de vuelta por la Copa Libertadores de América frente a River. Durante al menos cinco horas, desde las 18:00, centenares de fanáticos del "Xeneize" se agolparon en las inmediaciones del estadio Alberto J. Armando para esperar la salida del micro. La marea de banderas con los colores de Boca inundó por la tarde el monumento central del Parque Lezama, luego de la amenaza de bomba en "La Bombonera". Una enorme réplica de la Copa Libertadores pasó de mano en mano en medio de los cánticos en los que obviamente el apuntado fue River y su descenso en 2011. "En España cueste lo que cueste, en España tenemos que ganar", fue uno de los gritos de la tarde-noche, que también incluyó el famoso "River, decime qué se siente". Los hinchas se multiplicaron cuando el ómnibus abandonó el complejo "Pedro Pompilio" y empezó a transitar las calles del barrio de La Boca antes de subir a la autopista rumbo al aeropuerto. De hecho, literalmente lo "frenaron" en su trayecto y se colgaron de donde pudieron para intentar ver de cerca a los jugadores, que miraban sin poder entender tal grado de fanatismo. Fernando Gago, Pablo Pérez y Ramón "Wanchope" Ábila se veían en la primera fila del piso superior del micro ploteado con los colores del "Xeneize". Hubo quienes se animaron a colgarse de las ventilas del motor, en la parte trasera del micro, mientras se sacaban una selfie por la avenida Almirante Brown. Lo cierto es que el vuelo charter hacia la capital española tenía del Aeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini" a las 0:50 de la madrugada de este miércoles.