RADIO ONLINE

 

 

  • tamaño de la fuente

Copa Libertadores: Nacional derrotó 1-0 a Atlético Mineiro y mantiene puntaje perfecto

El partido comenzó con los norteños aduenándose de la pelota y tratando de avanzar en el terreno de juego, con el tricolor agazapado, marcando y esperando encontrar su momento para tratar de desnivelar. Las primeras claras fueron del Mineiro, con una pirueta de Luan y un remate de Cazares tras una mala entrega de Zunino que hicieron trabajar a Conde en el arco. Recién sobre los 25' los albos lograron proyectarse y en la cancha y con un par de pelotas quietas y Santiago Rodríguez como abanderado generó algo en cancha rival. Un remate cruzado de Felipe Carballo que se fue apenas desviado hizo suspirar a los hinchas, en un momento de crecimiento del equipo. Pero los brasileños eran muy peligrosos y con un remate de media distancia de Welison qie dio en el palo, encendieron las alarmas locales. De allí al cierre de esa primera etapa el juego bajó en intensidad y más allá de alguna amarilla, poco pasó en cancha, terminando el tramo con igualdad en cero. El goleador En el complemento los de Domínguez salieron con otra actitud en cancha, tratando de adelantarse y manejando la pelota con criterio en zona de volantes pero sin mayor peso en el área. Cuando Chori Castro desbordó por izquierda llegaba lo mejor de los albos, aunque Bergessio estaba controlado y no tenía una clara para intentar definir. Un remate de Santiago Rodríguez y otro de Ricardo Oliveira para la visita, fueron las acciones que sacaron un poco la modorra en la que transitaba el trámite, a la espera que desde el banco llegaran soluciones y claridad. Pero a los 72' una combinación por la banda izquierda generó la llave del gol que tanto buscaban los tricolores. Un centro medido de Viña al área y Bergessio que ganó por primera vez en el juego para meter tremendo cabezazo que infló las redes y puso el 1-0 en el Parque Central. Esto obligó al equipo visitante a salir a buscar y tuvo un disparo de Oliveira como opción, pero chocó con un contrincante bien parado, que se defendió en forma sólida, no dejó espacios y luchó hasta el cierre por los tres puntos. El pitazo final selló la victoria de Nacional en su feudo, segundo triunfo en igual cantidad de partidos disputados, valla invicta y líder de su grupo, en una faceta diferente a la del torneo local.